Posts Tagged ‘peru posible’

Resumen electoral: cuidado con los políticos en campaña

30 enero, 2011

Algo bueno está sucediendo este año con respecto al reconocimiento de los derechos de las minorías sexuales. Todos los candidatos presidenciales se orientan “aparentemente” a estar a favor de las uniones civiles o el reconocimiento patrimonial, incluso en Fuerza Social abogan por el matrimonio igualitario (con adopción de niños). Es en estos momentos que debemos separar la paja del trigo, ver más allá de las apariencias, pues los políticos están buscando votos. Creo que ya se dieron cuenta de que somos más de los que ellos se imaginan (seguramente están acostumbrados a ese grupito de estilistas poco representativos de la televisión o a los drag queens que desfilan en las circenses marchas del orgullo). Creo que ya se dieron cuenta de que en el closet y solapas hay un montón. Es momento de que los bloggers informemos a nuestros miles de lectores, como ya lo estamos haciendo, pero específicamente de la viabilidad de las propuestas para las minorías sexuales.

Les recomiendo que lean la espeluznante entrevista a Rafael Rey (vicepresidente de la plancha de Keiko Fujimori), el último post de Blog del Ocio, la interesante columna de Renato Cisneros y, por último, recomiendo que vean este video-recuento realizado por Gay Friendly. Por mi parte, presento un resumen muy breve de los pros y los contras según cada partido.

PERU POSIBLE

Pros: Su bancada congresal impulsó la ley contra los crímenes de odio; en su plan de gobierno está incluida la unión civil de personas del mismo sexo y algunas otras leyes (del ámbito patrimonial) que favorecen a las minorías sexuales.

Contras: No sabemos si el otorgamiento de derechos a las minorías sexuales es apoyada en consenso por todos sus candidatos parlamentarios.

SOLIDARIDAD NACIONAL

Pros: (Silencio)

Contras: La figura que plantean no es la unión civil, solo un contrato patrimonial entre dos personas que viven juntas (podría ser entre hermanos, amigos, socios), que es exactamente igual a lo que tenemos ahora (tú puedes hacer un contrato patrimonial con quien desees); la nueva postura dizque tolerante de Castañeda más parece relacionarse con el de hecho de que la homofobia le quita votos; yo no me olvido de sus declaraciones homofóbicas contra Bruce.

FUERZA 2011

Pros: Parece haber un espíritu de apertura en el partido, sobre todo en los jóvenes, pero los líderes aún miran con suspicacia jugársela por las minorías sexuales; hay gente como Carlos Raffo o Keiko Fujimori a los que no les apesta hablar del tema y tibiamente se pronuncian a favor del reconocimiento de derechos de las minorías, aunque nunca de la adopción (salvo para Kenji).

Contras: Al igual que Castañeda, más que la unión civil, los fujimoristas promueven establecer un contrato entre dos personas del mismo sexo que viven juntas, no de aprobar una ley que sea idéntica a la de las parejas de hecho (no incluye el tema de la adopción), que es la situación actual: cualquiera puede establecer un contrato con su pareja; por otro lado, hay sectores ultraconservadores homofóbicos representados en políticos como Rafael Rey y Martha Chávez (Opus dei), que jamás verán con buenos ojos el reconocimiento de derechos de las minorías sexuales y, más bien, boicotearán internamente cualquier intento; por último, no hay nada con respecto la unión civil ni el reconocimiento de derechos para las minorías sexuales en su plan de gobierno.

ALIANZA POR EL GRAN CAMBIO

Pros: PPK no ha dejado muy claro si apoya la figura del contrato patrimonial (lo mismo que nada) o si apoya la unión civil entre personas del mismo sexo.

Contras: En el arroz con mango de esta alianza, hay sectores ultraconservadores y homofóbicos como el PPC (Lourdes Flores) y Restauración Nacional (Humberto Lay), que jamás estarán de acuerdo con la unión civil y boicotearán desde adentro cualquier intento.

GANA PERÚ

Pros: Este partido ha conversado con sectores activistas LGTB y no solo los ha incluido a ellos, sino también a varias de sus propuestas de reconocimiento, como la aprobación de la unión civil, la ley de no discriminación por orientación sexual y la ley contra los crímenes de odio; en ese sentido, hay gente que propuso anteriormente las uniones entre homosexuales, como el ex congresista Javier Diez Canseco.

Contras: La pregunta es acerca de la fuerza que pueden tener estas iniciativas a favor de las minorías en el interior del partido, entre todos los legisladores en su conjunto; por otro lado, no he olvidado las ideas de Antauro e Isaac Humala acerca de matar homosexuales.

FUERZA SOCIAL

Pros: Se la juegan con todo, en su plan de gobierno no solo contemplan la unión civil, sino también el matrimonio con adopción de niños; han incluido en su lista para el Congreso a dos activistas homosexuales.

Contras: No es en sí un ‘contra’, sino una cuestión de estrategia electoral: el matrimonio con adopción de niños aterroriza a la mayoría de la población y, lamentablemente, no hemos educado a esta mayoría para que entienda que no hay nada malo en que una pareja homosexual adopte niños, como se ve en países donde esto ya se implementó. Más es responsabilidad nuestra que ahora no podamos ver tan viable una excelente alternativa como esta.

Anuncios

Dime con quién andas…

19 enero, 2011

Sobre la base de algunas conversaciones y, especialmente, a partir del comentario de “Rafo”, creo que podemos empezar a mirar el panorama electoral ya no solo desde las propuestas (o la apertura de los partidos hacia el reconocimiento de los derechos de las minorías sexuales), sino también pensando en cuán reales puede ser el logro de las mismas.

En primer lugar, veo homosexuales que son entusiastas defensores y hasta partidarios de Alejandro Toledo para esta elección. Desde acá me parece muy interesante todo lo que Perú Posible ha dicho sobre los derechos de las minorías sexuales, en lo personal su apertura me parece acorde con estos tiempos en los que el Perú está en el camino de ser un país más “moderno” (sé que los seguidores de los Estudios Subalternos observarán esa palabra), más global y menos “atrasado” con respecto a ciertos temas, como el avance contra la homofobia. Creo que gente como Carlos Bruce es valiosa por su visión de las cosas, en especial desde la óptica de los que componemos las minorías sexuales. Sin embargo, dicho todo esto, quiero hacer unas cuestiones. Para empezar, ¿cuántos de los dirigentes de Perú Posible coinciden con Carlos Bruce? ¿Es un consenso que, en buena cuenta, una vez en el Congreso, impulsaría que la unión civil se consiga, o es algo más aislado? Es cierto que en esta época los políticos salen a cazar votos y que nosotros, como buenos electores, debemos sospechar un poco. Indagar, por ejemplo, de cuál fue la postura de Perú Posible cuando fue el partido de gobierno. ¿En esa época había apertura hacia estos temas o fue la misma historia de siempre? Dejo ahí el tema, con un par de observaciones. Sé que hay muchos homosexuales que son partidarios de Toledo y tienen conversaciones avanzadas con los líderes de ese partido, así que a esas personas que tienen esas conversaciones corresponderá contestar esas pequeñas observaciones.

Bien, pero con Toledo no se acaba la cosa. Uno de los partidos que definitivamente no me convence es el de Keiko Fujimori, Fuerza 2011. La razón es básica, como bien observa “Rafo”, es un personaje que nos ha condenado desde que figura en la vida política del país: Rafael Rey compone la plancha de dicho partido fujimorista, nada menos que como vicepresidente. A ver, pongámoslo bonito: ¿Rafael Rey, miembro del Opus Dei y seguidor fiel del cardenal Cipriani, estaría a favor de la unión civil entre homosexuales? Yo lo dudo, en verdad lo dudo y, de hecho, lo creo capaz de hacer cualquier cosa para impedir la unión civil entre homosexuales, tal como sucedió con el Opus Dei en España cuando se debatía la aprobación de  la unión civil. Pienso en las últimas declaraciones de Cipriani y no creo que en Fuerza 2011 haya un consenso sobre el tema y tampoco gran entusiasmo por el mismo.

Con respecto al partido de Ollanta Humala lo que me queda es una gran interrogante. Si bien hay que diferenciar a Ollanta Humala de su padre, Isaac Humala (homofóbico y hasta “matacabros” confeso), en realidad no tengo claro qué pasaría en ese panorama (Ollanta presidente). Aquí son más los prejuicios y la suspicacia (sí, la homofobia de las Fuerzas Armadas sobre todo); sin embargo, los activistas LGTB que van con él seguramente me desmentirán. Recuerdo que esta postura de Ollanta Humala no es nueva, recuerdo que hace unos meses se manifestó a favor de la unión civil entre homosexuales en alguna ciudad de la selva, seguramente para borrar el tufo de las escalofriantes declaraciones de su padre.

De Castañeda ya vi suficiente como para convencerme de que le importa nada o muy poco el reconocimiento de los derechos de las minorías sexuales

Antes de cerrar este post quiero llamar la atención sobre el buen momento que ocurre en la lucha de nosotros, los homosexuales, lesbianas, bisexuales y todo aquello posible de performar, los que somos minoría. A partir de la cacasena declaración del cacaseno de Castañeda el tema de la unión civil empezó a tratarse en los medios masivos y hasta he visto que han entrevistado a representantes del MHOL y de otros organismos en programas televisivos y radiales de gran sintonía. De hecho, hoy me sorprendí al escuchar que en el programa del doctor Fernando Maestre se tocaba el tema y su postura, nada menos, era a favor de la unión civil. Es bueno abarcar todos los medios posibles en este momento, al punto de ser un tema de agenda, tanto periodística como política. Presionar a los políticos es lo que más puede funcionar, ellos están buscando votos y somos nosotros los que vamos a decidir si es que se los damos. Nosotros tenemos el poder. Por eso me ha gustado ver a las personas de los denominados organismos LGTB manifestándose en algo realmente productivo, presionando mediáticamente a los políticos, y ya no en circenses Marchas del Orgullo o besuqueadas masivas. Este es el momento que puede hacer la diferencia y por eso me entusiasma tanto, este es el momento de presionar a los políticos para ser ciudadanos plenos, con derechos iguales que aquellos que no componen las minorías sexuales. ¡Es el momento!

La hora política de las minorías sexuales

18 enero, 2011


No cabe duda de que ha habido hasta las elecciones pasadas un rechazo mayoritario por el reconocimiento de derechos para las minorías sexuales en el Perú de parte de los políticos. Fue para mí, durante las elecciones municipales, muy significativo y desconcertante que hubiera gays que fueran acérrimos defensores no solo de Lourdes Flores, sino también del Partido Popular Cristiano, precisamente cuando su líder Luis Bedoya Reyes acababa de firmar un comunicado a favor del cardenal Cipriani, la autoridad eclesiástica peruana más virulentamente homofóbica. Ya, seguramente dirán que era una elección municipal y el alcalde no tiene que ver con el reconocimiento de derechos de las minorías sexuales, pero, en realidad, es sumamente relevante porque se trata de llevar al poder (y la Municipalidad no es poco) a políticos con ideas tan conservadoras y cacasenas con respecto a la existencia y el reconocimiento de las minorías sexuales.

Hasta ahí no he dicho nada nuevo; sin embargo, quien sí está dando la pauta en estos temas es el Blog de Lima Gay, que muy atento está apuntando cada una de las posturas de los candidatos presidenciales acerca del reconocimiento de derechos para las minorías. Esto es importante no porque se trate de política (un tema que dicen que es muy “serio” y “aburrido”), sino porque por primera vez la mayoría de candidatos presidenciales está de acuerdo con otorgarnos más derechos. En los primeros post que escribí dije que la payasada de la Marcha del Orgullo no servía para nada, salvo para reforzar los prejuicios homofóbicos contra nosotros mismos; ahora bien, si alguna vez ha habido un gran momento para el reconocimiento es este. Es ahora o nunca. Este es el gran momento para emprender acciones que pueden empezar a cambiar las cosas. La tendencia, qué duda cabe, está extendiéndose con la aprobación de las uniones civiles (en España, en México) y no dudo que esté influyendo aquí.  Y conseguir ese derecho no es poco, es un gran avance en el camino de la igualdad (no de la diferencia).

Así que desde este modesto blog yo convocaría a tantos blog a que se unan a la causa del Blog de Lima Gay y, aunque sea por un momento, dejen de discutir asuntos menos importantes (“¿cómo me tiro a un hetero?”, “¿cómo es tu trusa?”, “¿es más bacán Britney o Gaga?”). Recuerdo que cuando sucedió el atentado contra las Torres Gemelas, incluso el canal de televisión más superficial y light del mundo (MTV) se dedicó a reportar lo que había sucedido en Nueva York. Fue la hora cero de Estados Unidos y hubo consenso y unión a favor de una causa común. Salvando las distancias, quisiera proponer algo similar mediante una convocatoria. Hay muchos blog con lectores y seguidores que podrían poner en vitrina los ofrecimientos de nuestros políticos. Eso es realmente importante en este momento, pues en unos meses apenas definiremos cuál es el progreso que deseamos para este país. Si hay un momento para presionar al Estado y a la clase política es este. Por ello no puede dejar de sentirme contento por la reacción que ha tenido la cacasena declaración del cacaseno de Castañeda. No solo en los mass media, sino también en los espacios gay, incluso hay una declaración del MHOL (en donde solo está fuera de lugar la cita de Arguedas) : estamos de acuerdo en que una persona que descalifica a un adversario político por decirle “es una loca” no solo muestra sus limitaciones y su pobreza intelectual, sino que demuestra que no es apto para un momento en el que el Perú está alcanzando un reconocimiento económico internacional muy relevante, que debe ir de la mano con un avance en ideas cacasenas o cavernarias.

Y hablando de ideas cavernarias o cacasenas, podríamos identificar desde ya algunos de estos dinosaurios que insisten con sus tendencias reaccionarias. Por ejemplo, Humberto Lay, homofóbico declarado y representante del homofóbico partido-secta Restauración Nacional, albergue de dizque cristianos, fanáticos intolerantes, hieráticos que tienen como gran argumento homofóbico el siguiente: “en la Biblia dice que Dios creó al hombre y la mujer nomás”. Me pregunto cómo funciona esa alianza política PPK-PPC-Yehude Simons-Alianza por el Progreso-Restauración Nacional. Vamos, ¡me están tomando el pelo, tiene que ser una broma! Lo digo porque podría identificar en PPK y hasta en Simons una postura progresista, pero en los demás no, o bien comen la hostia de Cipriani o bien reciben la bendición de Humberto Lay. Es a este tipo de cacasenos a los que las minorías sexuales no deberíamos darles el voto por ninguna razón.

Bueno, entonces dejo en ustedes la propuesta de informar más enfáticamente acerca de las posturas de los candidatos presidenciales con respecto al reconocimiento de derechos de las minorías sexuales. Si quieren hacer activismo, si en verdad quieren contribuir a algo, es esto de lo que se debe hablar, discutir. No es una imposición, sino una propuesta. Y así como tampoco impongo agenda, tampoco impongo que voten por tal o cual candidato. En general, la mayoría de candidatos está a favor de la unión civil de personas del mismo sexo (es decir, sin adopción de niños), aunque hay algunos que incluyen la adopción (o eso creo entender), como Fuerza Social. Como pueden ver, ustedes decidirán hasta dónde les convence el reconocimiento de derechos. Por ello, hago rebote de la información que reportó el Blog de Lima Gay con respecto al partido de  Keiko Fujimori (Fuerza 2011), el partido de Alejandro Toledo (Perú Posible), el partido de Manuel Rodríguez Cuadros (Fuerza Social), el partido de Ollanta Humala (Gana Perú) y el partido de José Ñique de la Puente (Fonavistas del Perú). Del APRA no he visto reportes sobre el tema, y creo que con la renuncia de Meche Aráoz deben estar ocupados sobre todo en ser un partido.

También dejo el reporte acerca de las declaraciones de Luis Castañeda Lossio.


A %d blogueros les gusta esto: