A favor de la Ordenanza Gay


Me cuesta sentarme a escribir sobre este tema sin encontrar reacciones encontradas dentro de mi propio parecer. Por un lado, siento que una ordenanza contra la discriminación debe ser total (como lo describe Wilfredo Ardito en este post de lectura obligatoria) y no solo condenar una de las muchas formas de discriminación que existen (por orientación sexual). Es cierto que, hasta cierto punto, es exagerado que la Municipalidad de Lima solo se haya concentrado en una ordenanza contra la orientación sexual para hacer “más visible” la situación de la comunidad LGTB, como si fuera el único problema de discriminación existente. Es una iniciativa que, en apariencia, no es justa con respecto a los otros discriminados; sin embargo, también podemos entender esto como un primer paso para condenar y luchar contra las otras formas de discriminación.

Sobre la pregunta de por qué es necesario tener una ordenanza a favor de nosotros, la respuesta es evidente: nos legitima ante la ley, la instancia que ningún dogma de fe convenido o moralidad hipócrita puede rebatir. ¿Por qué debería ser de especial atención la discriminación contra los que tienen una orientación no heterosexual? Para comenzar, porque es la discriminación contra la que menos se ha avanzado (si pensamos en un racista, en general es socialmente condenable; si es un sexista, igual). Los que se oponen a reconocer los derechos de igualdad de los no heterosexuales se juran moral y éticamente superiores, y en buena cuenta están amparados por un sector considerable de la sociedad. Una ley a favor de nosotros nos empoderaría legalmente para contrarrestar la discriminación que una serie de sectores religiosos conservadores están exhibiendo públicamente. Una ley contra la discriminación por orientación sexual legitimaría a este país (especialmente a esta ciudad) como un lugar que se separa la ley del dogma de fe.

¿Pero acaso ya no hay leyes que protejan a los no heterosexuales? Yo me hice esta pregunta y concluí que, en teoría, las hay. Sin embargo, en la práctica, se requieren más medidas que ratifiquen la igualdad de derechos. Pienso en la golpiza matonesca que un grupo de policías perpetró contra un grupo de activistas en el verano, en “Besos contra la homofobia”. Puede que esté en desacuerdo con esta actividad (inútil a mi parecer), pero los que se besaron en esas gradas tenían todo el derecho de hacerlo, como todas las tardes hacen las parejas heterosexuales en el mismo lugar sin que nadie las eche. Pienso en Phillip Butters y sus amenazas en la radio, contra toda la comunidad LGTB, que están quedando en la impunidad. Dos ejemplos sonados y famosos de todo un sistema discriminatorio contra las personas que se enfrentan a él día a día, en la cotidianidad, sin obtener justicia.

En ese sentido, Susana Villarán es una política valiente. Pocas veces he conocido a un político que tenga los cojones para poner en agenda este tema y llevar sus principios (que también están consagrados por todas las organizaciones derechohumanistas del mundo) hasta las últimas consecuencias. Este país está lleno de pacatos e hipócritas. Creo que son pocas las veces que aparecen políticos controvertidos y valientes como Villarán, y menos veces todavía los políticos que se compran el pleito de esta comunidad. Definitivamente es una medida chocante para las mentes cucufatas y ultraconservadoras de personas que no tienen ningún argumento real, que confunden sus creencias religiosas fundamentalistas con peligros reales. Esta reacción tan enérgica de los grupos religiosos conservadores (con marcha incluida) es un problema que en realidad debimos enfrentar hace mucho tiempo. Ni las patéticas e inútiles Marchas del Orgullo Gay (con tantas ediciones anuales infructíferas), ni las besadas y demás ridiculeces, nada ha tenido tanto impacto como la propuesta en el marco legal de esta ordenanza. Los conservadores actúan, tienen miedo de perder su poder para seguir esparciendo su ideología (sí, ellos también la tienen), por primera vez hay un hecho concreto que puede conducir a un gran empoderamiento de la comunidad LGTB. Espero que con estas señas evidentes los “activistas” entiendan cuál es el rumbo que debe tener la lucha por la igualdad: leyes, ordenanzas, derechos.

A los fundamentalistas religiosos les diría que escudarse en sus hijos para ver peligro en esa ordenanza es una bajeza. Y lo es porque dicho peligro no existe. Un homosexual o una lesbiana es tan humano (con sus errores y aciertos) como un heterosexual. Las orientaciones sexuales no heterosexuales no son patologías, la Organización Mundial de la Salud hace mucho tiempo lo confirmó. Ni siquiera es peligroso “por contagio”. Nadie se hace gay por mirar a un gay. Nadie se hace gay por tener un amigo gay. Puedo ser extremo y plantear la situación más chocante: ni siquiera un niño abusado por un hombre mayor es un candidato seguro a la homosexualidad. Y si no lo es una persona abusada, mucho menos alguien que no tuvo esa experiencia. Y si hablamos de los abusos contra niños (que algunos grupos han sugerido cobardemente), deberían mirar hacia otro lado (las estadísticas): el mayor índice de abusadores de niños está entre los hombres heterosexuales (tíos, primos, padres con esposas e hijos). En realidad, los fundamentalistas religiosos deberían preocuparse de explicarles (y cuidar) a sus hijos de los curas y pastores pedófilos, que son el verdadero peligro. Y también deberían estar advertidos de todos esos pastores y religiones que despluman a sus fieles.

Cierro este post invocando más acciones concretas (legales) de parte de los que han asumido (libremente) la representación de la comunidad. ¿Para qué gastar tiempo y energía en actividades inútiles como la Marcha del Orgullo? El futuro está en las leyes, ordenanzas y derechos.

Recomiendo leer este post sobre el tema (que incluye la ordenanza).

Anuncios

Una respuesta to “A favor de la Ordenanza Gay”

  1. complascivo Says:

    Esto es mundial, peo no sólo en lo que a sexualidad se refiere, y la clave está en lo que realmente vale, la ley.
    Las marchas son inútiles, sólo las acciones concretas perduran, en algunos lugares muere gente luchado por causas en protestas, y han derrocado hasta gobiernos, después de mucha acción de protestas, ¿ pero que han conseguido?, que otros sigan hciendo lo mismo o peor. Muchos que dicen representar sus comunidades, no sólo este tipo de comunidades sino cualquiera, después de potestar, y aunar miles de pesonas siguen por su cuenta, negociando con los mismos que tienen ese poder de decidir, el que les dió el pueblo en la urna. Y ese que no quiere peder ese poder que le da la iglesia o el empresario ya viene con un solo objetivo: el ir cargando la balanza para sus amos y señores, y si deben negociar esa es su unica opción, y los líderes terminan por ceder, a costa incluso de beneficios personales, creo que el mundo va hacia allá, a que nos redimamos a los que ienen el poder casi total de occidente y les rindamos tributo económico y tambien que aumamos su dogma religioso que es prohibitivo, para que el placer sea más ilegal y así esto sea un negocio más rentable y asociable con las drogas y alcohol que se vende como pan caliente con este ingrediente de sexo prohibido, que es gral., se imaginan una sociedad sin tanto prejuicio, entonces ya no sería tan necesario buscar y pagar estas cosas sería en la calle o cualquier lugar mostrarte tal como Dios te hizo, gay, , y asi sería normal y libre que haya hombres o mujeres besandose o de la mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: