¿Por qué no puedo besarme frente a tu casa, Phillip Butters?


En el año 2004, en Suecia, el pastor evangélico Ake Green fue condenado a prisión por usar pasajes de la Biblia en contra del matrimonio homosexual, lo que fue considerado una práctica discriminatoria que fomentaba el odio contra los homosexuales. En 2008, en Canadá, Keith Francis William Noble fue condenado a prisión por promover el racismo y la homofobia desde Internet. El año pasado, en España, el Ministerio de Industria multó con 100 mil euros a la cadena televisiva Intereconomía por lanzar una propaganda que, frente al Día del Orgullo Gay, presentaba “364 días de orgullo de la gente normal y corriente”. Este año, en el Perú, un comentarista deportivo dijo que agarraría a patadas a cualquier pareja homosexual que osara besarse frente a él o a su sacrosanta familia. Ese comentarista deportivo, ya lo sabes, eres tú, Phillip Butters.

Antes de que este tipo lanzara semejantes declaraciones en la radio, siempre intentó ser polémico en la televisión, incluso extremo. Dijo disparate y medio para llamar la atención, amparándose en su derecho a la “libertad de expresión”. Quiso ser diferente, sobresalir en medio de muchos periodistas peruanos que, es cierto, son bastante mediocres y pacatos. Pero Butters no es la excepción. Si revisamos su defensa contra la censura de personajes televisivos discriminadores como el Negro Mama, veremos que no hay argumentos sólidos, salvo la inevitable frase de un provocador ignorante: “a mí me parece que…”.

En el caso que nos ocupa, es ilógico que en un país en donde las libertades sexuales están garantizadas por ley una persona pueda incitar (y reiterar) violencia contra los homosexuales, solo porque sí, y quedar impune. Pensemos un momento, démosle algo de crédito al comentarista deportivo. ¿Hay, en realidad, alguna razón (no prejuicio, excusa patológica o antojo) para que su violencia se justifique? En realidad, Butters solo se entiende a sí mismo. Debemos preguntarnos desde cuándo la voluntad arbitraria e irracional de un individuo puede imponerse sobre el colectivo de los derechos y garantías que nos pertenecen a todos (homosexuales, heterosexuales, negros, blancos, miraflorinos o puneños). ¿Puedo mañana golpear a una pareja de heterosexuales porque no quiero verlos besarse frente a mi casa (así porque sí)? ¿Qué tal si mañana empiezo a golpear a todas las chicas morenas que se pinten el pelo de rubio? Están contrariando la naturaleza y, simplemente, no me gusta verlas. ¿Es así como funciona la lógica Butters?

Lo más cobarde de Butters es que escuda su propia homofobia en su familia, sobre todo en sus hijas. Sería más valiente que diga que odia a los homosexuales, sin dar tanto rodeo. Y es que la idea de la protección de la familia del macho manutensor resulta ridícula en estos años. Si Butters creyera realmente que sus hijas se van a contaminar y/o traumar para siempre viendo a dos homosexuales besándose, ni siquiera las dejaría ir al colegio, mucho menos saldría a la calle con ellas. El ‘mal’ está en todas partes, Phillip. Si Butters realmente pretendiera alejar a sus hijas del ‘mal homosexual’, tendría que construirles una esfera de vidrios oscuros, tendría que alejarla de la radio, la televisión (hay homosexuales afeminados en programas para amas de casa a la hora del almuerzo, Phillip), la prensa escrita (por cierto, en todos los periódicos amarillistas hay calatas, hasta sexo explícito, como en El Chuculún), Internet (número uno en pornografía de todos los tipos), etc. No tienes salida, Phillip, tendrás que matarnos a todos y a los que vengan para que este mundo sea el mundo que tú quieres. Pero para que no vayas a la cárcel y, ahora sí, dejes a tus hijas sin papá, haz algo bien simple: no nos mires. Ya está. Mira para otro lado y dile a tus hijas que hagan lo mismo. No nos mires; si tanto te molesta, baja tu persiana o mira para otro lado. Cuando nos vean (porque nos van a ver tarde o temprano, no siempre vas a estar a su lado) ahí vas a probar lo buen padre que eres explicándoles que en todas las civilizaciones y en todas las épocas ha habido hombres y mujeres que tuvieron diferentes maneras de amar. Nadie se hace homosexual por ver a un homosexual. No debe darte terror, pues siempre hemos estado aquí, solo que hoy tenemos las leyes necesarias para que, si se te ocurre concretar tus deseos homofóbicos, te conviertas en un delincuente. Y eso que no estoy hablando del pésimo ejemplo para tus hijas (y ahora sí trauma) de verte pateando a dos mujeres o a dos hombres por darse besos. Sería curioso ver cómo a patadas, con violencia, tratarías de destruir las muestras de afecto de dos personas. Patearías y patearías tratando de callar algún trauma que boicotea tu inconsciente, pues no hay manera de explicar una fijación tan extrema por los homosexuales, salvo que sea un problema que está dentro de ti.

Pero sigamos con tus argumentos. Hablas de falta de respeto. ¿A quién? A tu esposa, dices. Pues muy simple: que también mire para otro lado. Si no quieres que te “falten al respeto”, tienes que mirar para otro lado. Es sencillo, ¿o es que en realidad quieren vernos? Imagínate tener que acercarte y golpear a dos homosexuales solo para que no los veas besándose. Es más fácil que mires para otro lado, requiere menos esfuerzo, salvo que haya un impulso patológico dentro de ti que te insta a mirarnos, a destruirnos a nosotros y también a alguna parte de ti. Y si hablamos de falta de respeto, empieza respetando la ley y respetando a las personas que son diferentes a ti. Enséñales a tus hijas a respetar la ley, a vivir en una sociedad democrática, no en la época de las cavernas que es donde te has quedado. Eso es ejemplo y eso es respeto, pues lamentablemente el mundo que tú quieres está cada vez más lejos de ser posible. Nosotros vamos a seguir ganando derechos y tu amenaza lo único que ha conseguido es iluminar la necesidad de más leyes para censurar a quienes no saben vivir en democracia, usando la verdadera libertad de expresión con responsabilidad, en una sociedad que deja la inoperancia y el dogma católico-evangélico.

Por eso les digo desde aquí a todos los activistas y no activistas, a los hombres y mujeres de todas las orientaciones, que esta lucha se debe ganar primero con leyes. No me voy a cansar de decirlo, como lo he dicho aquí y aquí.

Pongámoslo así. Mañana podría convocarse a una besada contra la homofobia frente a la casa de Butters y no sería un acto de provocación, sino la más democrática comprobación de que el presidente García dijo la verdad cuando aseguró que las libertades sexuales estaban garantizadas por ley en este país. La idea es comprobar si las leyes en este país se cumplen. Los promotores de las leyes contra los crímenes de odio estarían felices porque este antecedente les daría argumentos visibles de la necesidad de proteger a la comunidad homosexual. Butters tendría que patear a todas las parejas que estuvieron en la segunda versión de Besos contra la homofobia, pues estos mismos activistas tendrían que ser consecuentes con su eslogan de “no tengo pedirle permiso a nadie para besarme con mi pareja” (ni siquiera a Butters). El comentarista deportivo tendría que patearlos a todos, a menos que no sea tan machito como dice, y quién sabe, conseguiríamos meterlo preso o que pague muchas indemnizaciones. Además, no creo que después de eso Radio Capital o algún otro medio contrate a un delincuente. Ese claro, sería el camino consecuente de los activistas, solamente se los estoy recordando.

Yo pienso diferente. Lo que sigo opinando es que se necesitan más leyes, aprovechar el momento electoral para elegir mejor a nuestras autoridades mediante el poder del voto. Me parece que es el camino más largo y lento, pero el que realmente da frutos estables: leyes. Es tiempo de renovar a los dinosaurios que repiten las ideas creacionistas o que idolatran al Papa, es tiempo de demostrar que las leyes de este país están sobre cualquier fe caprichosa o sobre cualquier deseo patológico.

¡Butters, al frente de tu casa ya no es tu casa, es la vía pública!

Y si quieres una explicación legal, lee esto.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

8 comentarios to “¿Por qué no puedo besarme frente a tu casa, Phillip Butters?”

  1. JORDI Says:

    Me horroriza ver como Butters parece sentirse como el defensor del machismo tradicional y hegemónico, del “verdadero macho peruano”. El es “dueño” de “sus” mujeres: sus hijas, su esposa, su madre..el las defiende de lo inadecuado y es le y solo el el que jusga lo que es inadecuado para ellas. Ni la esposa, ni la madre tienen ni pueden tener opinion propia para este maximo ejemplar del pensamiento patriarcal y sexista. Y es que si alguioen se mete con “sus mujeres” esta retando su “honor” de macho.
    Y claro, la homosexual amenza la familia patriarcal, desestabiliza el sistema y por tanto como es algo anti-“natural” reacciona con violencia, con ira, ese {unico sentimiento que se permite un macho hegem{onico y que muchas veces esconde el miedo y la profunda inseguridad sobre su masculinidad.
    Butters es el ejmeplo de lo que un hombre NO debe ser.

  2. luis lopez Says:

    Hagamos historia , el Sr Butters empezo su carrera televisiva atacando a Micky Rospigliossi ( que en paz descanse) al extremo que Micky tuvo que aclararlo muchas veces , butters hace poco ha dicho literalmente que ” chile es nuestro enemigo ” , los asiduos a el futbol estan mas al tanto de sus brabucanadas , no es la primera ves que este señor expresa publicamente su ira , en el caso de los derechos gays el no es consecuente con su vida misma , hace decadas los matrimonios interraciales o estaban prohibidos en algunas partes del mundo ( en algunas aun lo estan ) o eran pesimamente vistos , el Sr Butters es fruto de un amor asi , El … de sajon solo tiene el apellido el es mestizo y uno no muy agradable a la vista ciertamente , de manera que asi poco a poco se pueden destejer los motivos de tanta ira , no solo se trata de una pocible homosexualidad latente ( cosa que no creo ) sus traumas son mas profundos: quiere ser lo que no es en muchos aspectos de su vida.

  3. Martín Fierro Says:

    Aclarando:
    No he señalado que Butters sea homosexual. Cuando hablo de homofobia como homosexualidad no resuelta hablo de un conflicto realmente complejo que no lo deja en paz, al punto que tiene que reaccionar violentamente. Me refiero a esa tirria inagotable, sin lógica alguna, ese afán que tiene Butters para violentar un beso entre dos hombres o mujeres. Hay una fijación en Butters por lo homosexual, no porque él necesariamente lo sea, sino porque es un asunto que en su propio inconsciente no ha podido resolver.

  4. GreGRe Says:

    en conclusion : este tipejo es homofobico ,bruto y figuretti !
    mas simple … UN completo IDIOTA !

  5. Claudia Says:

    No creo que Phillips Butters sea intolerante… simplemente ejerce su derecho… asi como las personas de la comunidad Homosexual quieren ejercer sus derechos para obtener todos los beneficios… el tambien los ejerce…
    Si en la puerta de mi casa se parace una pareja homosexual o heterosexual… a besarse actuaria de la misma forma… porque hay lugares donde poder realizar esas demostraciones de cariño… ni uno mismo se para en la puerta de su casa hacerlo porque habria que permitir que otros lo hagan?…
    Además tienen que pensar que en el Perú las personas aun son un poco anticuadas… y se les hace dificil explicarselos a sus hijos… no creen que si un niño menor de 10 años ve ese tipo de situación podria llegar a confundirse… es diferente si el niño lo ve desde siempre… en el caso de Phillip Butters… el esta en todo su derecho de botar de la puerta de su casa a quien quiera… asi sea homosexual o heterosexual… eso no quiere decir que sea machista o homofobico… simplemente esta ejerciendo sus derechos…
    Además no les parece una PROVOCACION hacer manifestaciones en el atrio de la Catedral!!!… no esta permitido que se besen heterosexuales en las escalinatas… menos esta permitido que homosexuales lo hagan…
    entiendan el PERU ES UN PAIS ANTICUADO!!!… que no permite muchas cosas!!!…
    Esta bien que la comunidad homosexual quiera ejercer sus derechos… pero donde terminan los deberes y derechos de unos… comienzan los de los otros… asi como piden que los respetemos… RESPETEN A LA COMUNIDAD HETEROSEXUAL… y si quieren demostrar su cariño… haganlo en lugares no publicos… como lo hacemos TODOS!!!….

    • Martín Fierro Says:

      ¿Qué derecho ejerce Butters?
      La coacción (usar amenazas o violencia para obligar a alguien a “hacer lo que la ley no manda” o impedirle “hacer lo que ella no prohibe”) es un delito penado hasta con dos años de cárcel (artículo 151 del Código Civil).
      Y no estamos hablando de la puerta de la casa de Butters, sino frente a su casa. Esa es la vía pública y si pretendes hacer lo mismo que Butters, te caerá tu demanda (revisa los artículos 121 y 122 del Código Penal, los daños al cuerpo, según la gravedad, se castigan hasta con 15 años de cárcel). No tienes ningún derecho a creerte dueña de la vía pública. Si no te gusta, baja tu persiana o mira para otro lado, la vía pública no te pertenece.
      A mí me importa muy poco que la gente peruana sea anticuada, no voy a renunciar a mi derecho por sus prejuicios, así de sencillo. No creo que sea tan complicado explicarle a un niño de 10 años que vea a una pareja homosexual, nadie se “confunde” ni se vuelve homosexual por ver a dos homosexuales besándose, es una idea imbécil que repiten sin cesar los paranoicos que no tienen idea de cómo funciona la sexualidad. Nadie se trauma por ver eso. En muchísimos países del mundo donde ya se consiguieron más derechos para las minorías sexuales no se reporta ni un solo caso de “trauma” o “confusión”.
      ¿Provocación en el atrio de la Catedral? Todas las veces que he pasado por ahí he visto a por lo menos 30 parejas agarrando de lo lindo, en las escalinatas (no en el atrio). ¿Y por qué no está permitido que se besen homosexuales o heterosexuales? ¿Porque tú lo dices? Alucinas con un mundo diseñado por ti. Lo cierto es que no hay ley que prohíba darse besos en las escaleras (vía pública), seas heterosexual u homosexual. Los derechos son para todos, somos iguales ante la ley. Por eso es que la segunda vez que fueron los activistas no hubo ningún problema.
      Si el Perú es un país anticuado, es hora de modernizarlo, así como España se modernizó con la caída del franquismo. Los activistas que se besaron frente a la Catedral no violentaron ningún derecho de nadie, al contrario, hicieron valer sus propios derechos. Nadie les pide que nos miren, señores heterosexuales, pero los que se besaron ahí tenían todo el derecho de hacerlo. Este es un país laico, basado en leyes racionales, no en los caprichos teológicos ni en los prejuicios patológicos de algunos. Gente como tú debe aprender a respetar la ley y, aunque te moleste, no hay ningún impedimento legal o moral para que los homosexuales se besen en la vía pública.

  6. JOSE ARIAS BARRERA Says:

    Al leer los comentarios en esta pagina lo único que me queda decir es que EL SINDROME DE SODOMA Y GOMORRA ya tocó al Perú, como ya lo ha hecho en muchas naciones “modernas”, (modernas pero fuera de ética y sentido moral).
    Este problema no es reciente es milenial, y es una señal que nos grita que esta sociedad esta llegando al borde de su colapso y la extinción final, ejemplos tenemos a Roma era una sociedad que se creían muy desarrollados, cultos y poderosos, y en su soberbia sus gobernantes se proclamaron “dioses,” pero se olvidaron de algo, algo que hace a una sociedad verdaderamente culta y es el sentido de una verdadera moral, y ética social. El obviar esto les llevo, (comenzando desde sus autoridades), a practicas aberrantes (homosexualismo, bestialismo, masoquismo, etc. )
    Todo esto devino en una situación de efecto dominó, llevándoles a todo tipo de perversiones. y finalmente al debilitamiento moral de su sociedad como de su poderío militar, quienes siendo considerados invencibles, si bien es cierto no los podían vencer ninguna nación enemiga de su tiempo, ellos fueron derrotados por su propia moral corrupta, dejando a la gran Roma en ruinas.
    Lo mas triste del caso es que aquellos que creo yo eran los únicos que podían sacarlos de la ciénaga, de su inmoralidad, Roma los perseguía y mataba sin piedad, ¿De quine estoy hablando? me estoy refiriendo a los profesantes de la fe en Cristo, llamados cristianos, (no profesantes del cristianismo actual, religioso, hipócrita, costumbrista y muerto) estoy hablando de los verdaderos cristianos de la iglesia naciente.
    Pablo al referirse a esta sociedad Romana de su tiempo dice lo siguiente:

    Profesando ser sabios, se hicieron necios,
    Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,
    ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira…
    Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
    y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.
    Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;
    (Romanos 1:22.24-28).

    Fueron a estos que hombres que Roma rechazo su mensaje, siendo crucificados, comidos por bestias o quemados vivos, sin embargo ellos eran los únicos que tenían la respuesta a la decadencia moral de Roma, Sin embargo este verdadero cristianismo naciente, con su conducta intachable, con la pureza del cambio de su conducta, y con la abnegación y el martirio de sus vidas, lograron bajo su sangre pavimentar la fe cristiana y los más altos principios de moral y conducta.
    Ellos proclamaban que los cesares no eran dioses, que Roma tenia que someterse a aquel Dios que traza la conducta y moral de los hombres en el sentido correcto, y este verdadero Dios se ha manifestado en la persona de Jesucristo el Señor, quien es el único medio, y poder para un verdadero cambio y transformación del corazón.
    El tema en cuestión en aquel tiempo (y en el día de hoy) era ¿quien ponía las reglas morales? ¿Acaso los cesares, un sabio pensador, usted, yo? Pues si caemos en esta suerte de ardid, nunca llegaremos a nada, pues los que los cristianos pioneros decían era lo siguiente, LAS REGLAS LAS PONE DIOS EL DIOS VERDADADERO MANIFIESTO EN JESUCRISTO Y SU PALABRA. Para ellos el mensaje de Cristo no solo era un mensaje de esperanza y de liberación del hombre cautivo, si no marcaba una conducta moral verdadera, ya no bajos los parámetros morales de un hombre, PUES ESTO HACE DEL HOMBRE UN DIOS, si no bajo el parámetro del que creo todas las cosas y se manifestó en Cristo Jesús. Desde esta perspectiva podemos juzgar lo correcto y lo incorrecto, DIOS NO DEJO AL MUNDO A CIEGAS EN SU PROPIO CALDO MORAL, EL DEJO SUS LEYES Y MANDATOS POR EL CUAL UNA NACION SERA REAMENTE BENDITA Y CULTA.
    Ahora el tema es aquí cree usted en Dios, este era otro gran problema que estos primeros Cristianos tenían que enfrentar, pues Roma tenia un sinnúmero de “dioses” y un sin fin de religiones, ellos aceptaban cualquier religión con tal que no reprendiese su inmoralidad, este es el típico caso actual CREER EN DIOS PARA MUCHOS ES SOLO UNA SUPERTICION TONTA Y SIN SENTIDO y esto producto de no CONOCER ALVERDADERO DIOS, aquel Dios que MARCO LA HISTORIA DE LA HUMANADIDA, CON UN ANTES Y DESPUES DE CRISTO, sin embargo en la actualidad como en el pasado los argumentos son muchos, para no creer en Jesús y su mensaje; (religiones humanas, materialismo, humanismo; una falsa llamada ciencia de evolucionismo). Y FINALMENTE MUCHOS CONFUNDIDOS OBTAN POR EL GONTSISMO Y ATEISMO, y que tenemos bajo estos parámetros lo mismo que paso en Roma una sociedad regida por sus propios deseos y razonamientos seudo-morales.
    Ante esto los cristianos tuvieron que demostrar que Jesús era el verdadero Dios, y lo hicieron a costa de sus propias vidas. Hasta que finalmente roma se rindió al cristianismo, pero de una forma mal llevada, se pensó que era una religión mas, y se elevó al nivel del poder del rey, mezclándose en una especia de política religiosa del estado. Siendo que el cristianismo verdadero nunca pretendió eso, solo pretendía ser una voz profética para trazar el rumbo moral y ético de los pueblos a través del cambio de corazón por medio del arrepentimiento y entrega de la vida a Cristo.
    Al perderse este sentido del verdadero cristianismo, surge un cristianismo idolatra, pagano, tan pervertido y perseguidor como lo fue Roma.
    Pero el verdadero cristianismo no murió, siguió su proclama al margen de la religión profesante, con el mismo mensaje: ARRENTIOS Y CONVERTIOS A CRISTO PARA QUE SEAN BORRADOS VUESTRO PECADOS. Afuera con la idolatría y la religiosidad muerta sin cambios, sin transformación, es por esto que en la actualidad tenemos una sociedad que se dice cristiana, pero no lo son, pertenecen a una religión supuestamente cristiana pero allí no esta Cristo, no saben nada de su amor y poder trasformador verdadero. Y que tenemos GUIAS CIEGOS GIANDO A OTROS CIEGOS, claro allí están todas nuestras autoridades que se dicen ser cristianas, a los cuales un sacerdote los bendice al inicio de su gobierno, pero no les dice la verdad QUE ELLOS NO SON CRISTIANOS, NO SABEN NADA DE CRISTO Y SU PODER REAL, Pues el mismo que los bendice es solo un profesional de la fe, pero no conoce tampoco el poder real de Cristo.
    La respuesta a la inmoralidad social presente es la misma que se otorgo a Roma: CRISTO Y SU PODER TRANFORMADOR, amigo homosexual, tu reclamas tus derechos pues tus derechos están en Cristo, el te liberara, de tu desvío sexual, y tu conducta pecaminosa, Jesús te amo tanto que murió por ti, EL NO QUIERE MARGINARTE EL QUIERE RANSFORMARTE.
    Pero la verdad triste es que, los homosexuales sinceros que realmente quieren un cambio, lamentablemente lo único que encuentran en esta pobre, y miserable sociedad, es el darles una palmadita en la espalda diciéndole te vamos a apoyar, permitiéndote que tus deseos desviados sean oficializados y legalmente aprobados.
    Llevándoles a estas pobres personas a creer que eso es lo que necesitan, y llevando a toda una nación al desvío y una corrupción moral sin precedentes.
    Que esta faltando, Cristo lo dijo: Arrepentíos y Convertíos para que sean borrados vuestros pecados, y llegue a tu vida tiempos de cambio, y refrigerio.
    Sin embargo soy conciente que este mal seguirá como una tenebrosa sombra funesta, pues Jesús hace dos mil años atrás alzando sus ojos proféticos ante el templo de Jerusalén dijo:

    Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;
    mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.
    Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.
    (Lc. 17:28-30)

    Jesús lo profetizo tal como fue en los días de esta ciudad de Sodoma, de donde viene la palabra sodomita (para referirse al homosexualismo y lesbianismo), así será este tiempo Final. Y cosa curiosa los mismo argumentos que ellos presentaron, la misma insolencia y jactancia de su inmoralidad, acontece hoy en día, el pobre de LOT cuando quiso llamar la atención de sus ciudadanos respecto a su mala conducta sexual ellos le respondieron lo siguiente:

    Y ellos respondieron: Quita allá; y añadieron: Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta.
    (Gen 19:9)
    Hoy esta pasando lo mismo y esto ira de mal en peor; todo aquel que se atreva a levantar su voz respecto a esta conducta sexual desviada, ya saben la respuesta de Sodoma. QUITATE, SAL DE NUESTRO CAMINO, ¿Quién ERES TU PARA PONERTE POR JUEZ?
    Señores esto es producto de lo que se sembró: un falso Cristianismo, sin poder, sin vida, una población que le ha dado la espalda a Dios y a su palabra.
    Pero tengo una esperanza, todavía ay un cristianismo verdadero, todavía Dios tiene sus valientes, todavía hay gente que ama realmente a este pobre mundo, y desde su trinchera ara todo lo necesario y mas que necesario por esta nación, y las naciones del mundo, aunque el precio sea nuestras propias vidas.

    JOSE ARIAS

    • Martín Fierro Says:

      Me vale 5 cojones tu libro escrito hace más de 2 mil años que no tiene vigencia en este siglo.
      Grita, llora, suplícale a tu Dios, pero cada día tendremos más derecho, estaremos más presentes y seremos más felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: