“Sólo te quiero como amigo”, de Dani Umpi


Pocas veces he tenido entre mis manos un libro tan peculiarmente divertido. Y no lo digo tan solo por la historia, en este caso acerca de los estragos que produce el abandono de la pareja con la que estás compartiendo una porción de la vida. Sólo te quiero como amigo (Estruendomudo, 2009) es también una novela peculiar por la velocidad y la frescura con que el narrador avanza en lo que pretende contar, escenas algo dolorosas, tristes, a veces patéticas, pero siempre con un humor cotidiano, por momentos negro, pero casi siempre efectivo para sacar una sonrisa (y hasta una carcajada). Ya desde el primer párrafo podemos hacernos una idea clara del resto del libro:

Es muy fácil darte cuenta cuándo tu novio te va a dejar. Es como en el resto de los acontecimientos de la vida. Nada cae del cielo de repente, de improviso, pataplum. Abrís el botiquín y ya no está el desodorante. Lleva su tiempo, su vuelo, su aterrizaje, su germinación y putrefacción. Pum, pum, pum, pataplum. No es un golpe seco que sale quién sabe de dónde. Nada que ver. Es un pausado abrir y cerrar de ojos, un pestañeo en cámara lenta. Con un poco más de atención y estado de alerta constante, focalizando, veríamos que esas sorpresas también siguen la lógica de la causa y el efecto, la semillita y el arbolito, el huevo y el tordo. Es un proceso lento, acelerado, hasta que llega un momento en el que tu pareja se harta de vos y te deja (Umpi 11).

Como vemos hay una interesante y minuciosa descripción del dolor del abandono desde las instancias más simples y cotidianas. Con buen ritmo van desfilando aquellos detalles que describen mejor que cualquier tratado sentimental la falta de aquel a quien ya te habías acostumbrado. Dani Umpi, en este sentido, se parece muchísimo a las canciones de La Casa Azul: en general, historias tristes (de desamor) contadas con énfasis en escenas llenas de sonidos y ecos lisérgicos, atmósferas electropop que marcan la nostalgia del pasado (como si todo el pasado fuera mejor), en resumidas cuentas una forma humorística de exponer el dolor.

Por supuesto, no dejan de desfilar en esta novela los lugares comunes de (lo que podríamos denominar) el mundo gay: los chats para ligue al paso, los encuentros sin compromiso, la rara manera de estar y no estar (de atracción y repulsión) en la vida del ex novio (y de su instantánea nueva pareja), las miradas de atracción (y de pregunta) hacia chicos en situaciones incómodas y cómicas. Todo el proceso de terminar una relación para seguir adelante está bien narrado en esta novela, en donde el único problema es la asfixiante sensación cíclica, el boicot propio con algo de masoquismo. Pero claro, habría que preguntarnos cuánto de asfixiantes y cíclicos tenemos nosotros mismos en nuestras vidas y en nuestras relaciones (y rupturas) de pareja.

Iba a decirles que de ninguna manera les recomendaba el libro a los que acaban de terminar una relación significativa. O a los que estaban empezando una. O a los que estaban en su mejor momento de la relación. Sin embargo, me di cuenta que iba a terminar prohibiéndosela a todos. Y es que en verdad es una lectura cómica, pero profundamente dolorosa, casi el autoreconocimiento del vaivén sentimental de muchos homosexuales. Así que prefiero recomendársela a todo el mundo, a modo de humorística y feliz advertencia.

¡Criters!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 comentarios to ““Sólo te quiero como amigo”, de Dani Umpi”

  1. Tweets that mention “Sólo te quiero como amigo”, de Dani Umpi « SinPlumas.com -- Topsy.com Says:

    […] This post was mentioned on Twitter by Dani Umpi, Gay SinPlumas. Gay SinPlumas said: "Sólo te quiero como amigo", de Dani Umpi: http://wp.me/p19GPS-5M […]

  2. SABOR MIX. Libros que me llegan… [UNO] « buenasmaldades Says:

    […] Músico, performer y escritor, el uruguayo Daniel Umpiérrez (Tacuarembó, 1974) —quien firma reduciendo su nombre a Dani Umpi—, es un artista surgido de la escena underground rioplatense. Aunque Umpi es conocido sobre todo por su carrera musical, sus apariciones mediáticas en Montevideo y Buenos Aires, y sus inusuales shows en vivo que combinan lectura, música y monólogos donde improvisa y se traviste, su proyecto narrativo es uno de los más interesantes de los surgidos en América Latina a partir del nuevo milenio. La frescura y el humor de su voz, la incorporación natural de elementos de la cultura popular que desacralizan el aura solemne de lo literario con mayúsculas, y sus entrañables personajes desestabilizados, histéricos y disfuncionales, le han impreso a su escritura un estilo personal identificable al que ha llegado con escasos tres libros (Aún soltera, Miss Tacuarembó y Solo te quiero como amigo). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: