Dilemas por una nominación y una reseña


Hace unos días, bastante sorprendido leí un mensaje donde se me informaba de una nominación a blog peruano gay del año, junto con otros 14 más. Bien, la verdad dudé en poco acerca de cómo tomar la nominación. Al principio pensé que era una tomadura de pelo: ¿este blog, precisamente contrario a tantas ideas que promueven los activistas y militantes queer peruanos, se había convertido en algo lo suficientemente interesante como para ser nominado a algo? Eso sí que fue una sorpresa.

Cuando uno trabaja en un blog como este, lo último que espera es que sea nominado a algo. He recibido tantos insultos por e-mail, tantos ataques, aunque también tantas muestras de estima y consideración, que aún no sé cómo tomar la nominación. Sinceramente no lo sé. Por un lado, por una cuestión principista, creo que recibir con calidez esta nominación sería algo inconsecuente, pues he combatido varias de las ideas que los sectores activistas defienden. Sin embargo, por otro lado, creo que finalmente de eso se trata, de poner las cartas sobre la mesa (las opiniones y posturas) y empezar a repensarlas, darles vueltas, probar si sirven o no. No creo que haya algo más inútil que dejar que las ideas se queden estancadas. Por ello, finalmente, luego de tantas vueltas y explicando mis razones, agradezco la nominación y la considero una muestra de respeto mutuo, tanto de ustedes hacia mi blog, como de mi blog hacia ustedes, en pos de un objetivo común, aunque desde distintos lados. Que esto no signifique, por cierto, declinar en mis posturas o domesticarlas, sino un compromiso por seguir en lo mío, morir en mi ley si es posible. Así que dejo mi agradecimiento sincero.

Entre otras cosas, en el Blog del Ocio hicieron una mención a este blog. Cito el párrafo en donde es mencionado:

No podía faltar en este universo ya maduro la voz disidente de la disidencia, una voz reaccionaria que nos pone los pelos de punta. Aquél que se opone no solo a la unidad GLTB y las marchas del orgullo (que ya no es novedad entre los gays varoniles) sino que está en contra de la tolerancia y tiene la teoría chocante que los crímenes de odio en parte son culpa de los mismos gays. “Gays sin Plumas” es de todas maneras un buen espacio para la discusión, y el entrenamiento para el aclare ante ligas mayores.

No sé si debería ofenderme o tomarlo con más humor. Y no lo digo con mala vibra. La verdad lo tomo un poco confundido, una vez más, aunque divertido. No creo ser un reaccionario, tampoco la única voz disidente de la disidencia, ¡qué pretencioso sería pintar este blog como la última chupada del mango! Aprovecho para aclarar el tema, para presentar modestia. En realidad, creo que tanto los grupos activistas LGTB y yo nos proponemos lo mismo: empoderar a los homosexuales, buscar la manera de ser ciudadanos más plenos, con más derechos, etc. El desacuerdo está en cómo lograrlo, esa es la diferencia radical que nos divide. Bien, yo no soy tan reaccionario como se me pinta, en el fondo quiero lo mismo, muchachos, pero creo que a mí sí se me han ocurrido medidas un poco más reales, medio jodidas incluso, pero productivas (tenemos como 20 años de activismo LGTB sin logros realmente concretos). Tantas veces he criticado la famosa Marcha del Orgullo por parecerme una total bazofia contraproducente, pero eso no significa que yo crea que los gays debemos encerrarnos y sufrir como víctimas. ¡Sería patético! Creo que es más productivo alejarnos de la estrategia de la diferencia ridiculizante (“somos diferentes, somos estrambóticos, somos weirds totales, ¡mira, heterosexualito, mira!”) y mostrar que los homosexuales (en su mayoría) estamos más integrados al sistema de lo que muchos heterosexuales creen, que podemos desempeñar los mismos cargos y ser tan eficientes como un homosexual. Estamos dentro, no fuera, y somos completamente funcionales, la orientación sexual no te hace más o menos ciudadano que otro.

He dicho aquí y aquí por qué no creo en la unidad LGTB (entre nosotros mismos somos diferentes y tenemos proyectos diferentes), pero eso no implica que sea el fin del mundo. Vamos, no debería ponerle los pelos de punta a nadie, no soy tan mal chico. Y sobre mis opiniones acerca de la tolerancia, dicho de esa manera, suena realmente escabroso: un gay no cree en la tolerancia es como si alguien renegara de lo que es. Pero las cosas no son tan simples. Es cierto, no creo en la tolerancia porque me parece estéril, creo que lo mejor sería apuntar al respeto y a la obtención de derechos, no solo a la tolerancia, como he dicho en los primeros post del blog. Y lo de los crímenes de odio, efectivamente, muchos homosexuales se exponen al peligro con gente de mal vivir (fletes al paso, gente que acaban de conocer, infectados, etc.), en situaciones peligrosas (discos y bares de mala muerte, hoteles y hostales inseguros, cuartos oscuros, etc.) y así, a pesar de todo, hay quien dice que todo es “por odio” y tiene la concha de pedir una ley contra “el odio”. A mí me parece ya medio descarado, la verdad.

Siguiendo en buena onda, creo que han exagerado la “maldad” de mi blog, no es para tanto. Yo también creo que puedo aportar cosas “positivas”, claro que mi camino es diferente, pero las intenciones al final son iguales. Creo que más ayuda que asusta, aunque a veces la verdad duela. Igual agradezco la molestia de leer mi blog y mencionarlo.

Por cierto, la mención me ha gustado, tanto que usé una parte de ella para la publicidad de la nueva temporada. Pueden verla aquí.

Aclarado el asunto, extendiendo el respectivo agradecimiento, sigo en lo mío, llenando este búnker con napalm, a ver si exterminamos tantos prejuicios y clichés que nos limitan precisamente de aquello que queremos ser, ciudadanos más plenos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: