La teoría y la lucha


 

Hace dos días me enviaron este divertido mensaje a gaysinplumas@gmail.com:

Te crees bacán porque interpretas de cualquier manera la grandiosa y luminosa teoría de género pero no sabes nada de nada. Dices que sigues a J. Butler pero no tienes idea de NADA, ni de Foucault, ni de Lacan, escribes como cualquier verdulero, cualquier huevada, tú nunca estarás a la altura de un debate serio científico escribes como hablas, eres un amarillo no hay seriedad en tu página en tus propuestas solo eres un maldito resentido con su condición que no puede salir un día y gritarlo por la calle y ser feliz y sentirse libre porque tú vives reprimido y escaldado, tú nunca vas a sentir la adrenalina de participar en un beso masivo porque eres de lo peor, no sabes de teoría y no empleas métodos académicos ni tampoco los términos, ¡MUÉRETE! ¡YO VOY A SEGUIR LUCHANDO PARA HACER EL MUNDO DE LO GAYS PARA QUE GENTE COMO TU SE VAYA PRESA! ¡ME DAS ASCO!
XXXXXX XXXX XXXXXXX
DNI XXXXXXXX

Se te nota tan histérico como esas mujeres a los que Freud les diagnosticó “envidia del pene” (es broma). Más que enojado, se te nota desesperado, irritado, ¿tanto puede molestarte un blog “no académico”, “de un verdulero”? No tiene sentido que te desesperes por algo que, de acuerdo con tu punto de vista, no vale la pena. La verdad no me quita el sueño que te guste o no te guste mi blog, si tanto te jode no lo leas.

Desde el principio he dejado claro que este no es un blog académico (los hay muy interesantes, como este). Más allá de que defiendas ciertas interpretaciones-lugares comunes de algunos teóricos (que, por cierto, sí he leído), aquí nos hemos tomado la libertad de no ceñirnos a la teoría y, más bien, ponerlas a prueba. Recuerdo que en el primer capítulo de El género en disputa, al hacer la revisión de la historia del feminismo, Butler deja claro que de tanto insistir con las mismas ideas, sin desafiarlas, la lucha se había estancado, domesticado, atrofiado. Es evidente que las teorías ayudan a explicar algunos puntos oscuros, ¡pero esa no es la verdad, las teorías solamente son un intento por ordenar lo inordenable! Si no las pones a prueba, si solo las repites como si fuera un padrenuestro, entonces no sirve de nada, se atrofian.

Lo segundo que dices es interesante (o más interesante). Asumes esa antigua posición del intelectual al que todo lo que no es “académico” o “canónico” le apesta. Es una fuerte contradicción porque precisamente, a lo largo de la historia, todo lo referente a los homosexuales no ha sido académico ni canónico. Que ahora haya un grupo de intelectuales que se han posicionado en la academia es algo bueno, el problema es que hoy la teoría de género se ha vuelto tan abstracta que varios de estos intelectuales que manejan la jerga académica respectiva se sienten dueños de la verdad, inalcanzables, poseedores de un código preciado que tienen que hacer más complejo (a veces sin ninguna razón) para que el resto no tenga acceso a él y les quite el trono y el cetro. Creo que es algo muy provocador en lo que sucumben algunos estudiantes (ver el mundo con las teorías de los últimos 50 años es una experiencia sumamente enriquecedora, la tentación es precisamente ser un “dueño de la verdad”). Cuando yo leía y estudiaba a Foucault, Lacan, Butler, Fuss, etc., en algún momento estuve tentado, pero de ahí pensé en por qué se habían formulado estas teorías disidentes y entendí que era una postura de lucha, política, desde el margen en dirección al centro.

Entonces me parece la opción más contradictoria cerrarse en un círculo académico, precisamente porque la teoría queer es el miembro recién incorporado, el newbie. Cada vez veo un desarrollo teórico que se hace más y más abstracto en la academia (y en buena cuenta inentendible). El problema es que la teoría se está alejando del ciudadano de a pie. En muchos círculos activistas de este país, hasta donde yo sé, se sigue manejando esa vieja idea de hombre-mujer-homosexual, como si esa triada pudiera explicar la complejidad y diversidad de la orientación sexual. Este blog, a veces usando un poco de teoría (solo un poco), desde el comienzo se propuso discutir los estereotipos o los lugares comunes, dar una opinión diferente (descarnadamente crítica), pero que esté al alcance de cualquiera, para que la dinámica sea de ida y vuelta (muchos han comentado por aquí y me alegro). Creo que este blog mantiene una posición de lucha, pero no del tipo de la circense Marcha del orgullo, por citar un ejemplo, de veras inútil y hasta contraproducente al reproducir precisamente los estereotipos del poder homofóbico. Este blog es crítico, es muy duro en ocasiones, precisamente porque discute los estereotipos acerca de los homosexuales que hace tiempo están ahí, inmóviles, perpetuos. Ahora bien, ¿tu posición de lucha es encerrarte en tu unidad académica para discutir con tus colegas las últimas teorías de Berkeley? Si es así, creo que este blog, al que tanto desprecias, hace más.

Me parece que más allá de tus insultos, defiendes una posición contradictoria. No sé qué tanto sepas de los teóricos que has mencionado, pues no veo por ningún lado una crítica a la aplicación de sus teorías. Veo solamente rabia y desprecio hacia aquello que no repite lo que quieres escuchar (victimización, marginación, ‘pobrecitos los gays’), buscando argumentos psicocríticos a mi supuesta infelicidad. Eso sí, antes de juzgar con tanto desparpajo mira los problemas de casa… los “verduleros” también tenemos algo que decir.

p.d.: Lo del beso masivo me parece divertido, pero no me beso con cualquiera.

Anuncios

2 comentarios to “La teoría y la lucha”

  1. Adrian Says:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Tu blog es a mi parecer una masiva red de contenidos que la mayoría de mortales, ya sean heterosexuales, bisexuales, gay’s., lesbianas, etc, etc, necesitan como apremio de reconocer que los estereotipos en nuestro caso, solo llenan de mas homofobia y marginacion ha una seudo comunidad visible en su mayoría, que solo buscan ser burlados y no respetados.

    Lo interesante de tu blog es que existimos los que no perseguimos plumas o ser unas completas reynonas (sin ofender a quienes les gusta y lo son). Y que por otra parte, somos conscientes de que vivimos en una sociedad-heteronormativa, y aunque eso en ningún sentido nos debe privar de nuestra opción, si nos ayuda a conducirnos de la mejor manera, y no “simples prototipos” que como ya me dije, solo sirven y ayudan a incrementar la homofobia en cualquier sentido.

    Espero seguir leyendo mas interesantes entradas. Suerte, un abrazo!

  2. Cinesporno.tk Says:

    O tambien puede hacer caso de el ilustre y letrado Melcocha al decir con sus sabias palabras “no lo lean”.
    Pero no, es imposible no leerlo, esto es la web senores, una red masiva de contenido…diversificado.
    Mil disculpas por el cherry, pero, tambien suelo leer tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: