Lady Gaga: la mercancía de la “transgresión”


Desde el saque no voy a negar dos cosas: detesto la música y las performances de Lady Gaga, en realidad todo lo que ella representa, pero también debo reconocer que, como es propio del pop efectivo, la melodía se te queda pegada como un chicle en el cerebro, al punto que terminas dándole vueltas y vueltas en silencio. Dicho esto, empiezo a descargar la artillería.

El pop es música hecha para el consumo masivo e inmediato, destinada a ser agradable para las masas, sin necesidad de que tengas que procesarla (ni siquiera es necesario enterarte de qué dice, mientras suena “bonito” todo bien). Quizá la primera etapa de los Beatles en la década de los 60 sea el inicio de esas letras melosas y cursis que tanto furor consiguieron en todo el mundo, pero seamos justos y pensemos que la segunda etapa de los Beatles (en la que la experimentación y la búsqueda de nuevos sonidos los llevaron a declarar su música como “irrepresentable” en un escenario) es todavía más relevante para cualquier aficionado o para la historia de la música en general. Hay otros ejemplos de pop interesante y no tan limitado que me agradan, como Queen y especialmente su vocalista Freddy Mercury, cuyas performances y la potencia de su voz dieron un carisma especial a su banda, del mismo modo que dejaron una influencia enorme que en la mayoría de casos más bien se ha prostituido.

Yo diría que la prostitución del pop se dio plenamente en los 90. Por citar algunos ejemplos, con Backstreet Boys, Britney Spears o N’Sync: grupos o solistas claramente fabricados por un productor ambicioso y con suficientes contactos como para hacerlos (y hacerse) millonarios. Creo que en buena cuenta Madonna es otro ejemplo de un muy moderado talento combinado con grandes (masivas) dosis de publicidad. Lo que podríamos decir que comparten estos grupos y solistas es un talento en buena cuenta limitado, junto con todas las herramientas mediáticas y publicitarias para convertirlos en estrellas. Ya, bacán, hasta ahí no he dicho nada nuevo, eso lo sabemos todos.

¿Pero cómo funcionan los mecanismos mediáticos? Creo que se trata de la fabricación de gustos o de costumbres de consumo. Pensemos en Madonna como la transgresión hecha mujer (en su época era un escándalo romper la foto del Papa o, en general, atacar a la Iglesia Católica). Hoy en día eso me parece que solo genera escándalos en un país cucufato como el Perú. El asunto es que, más allá de la modesta capacidad artística de Madonna, hay un gran aparato publicitario que la ha presentado al público consumidor como “una mujer que transgrede todo” y de la cual “se podría esperar cualquier cosa”. Lo puedo decir más fácil: ser “rebelde”, “transgresor” y “desobediente” vende, pero mirando con más detenimiento esto se queda en la pura apariencia, en la pura fabricación para darle en la yema del gusto a la gente que está ansiosa por inmolarse de su conformista y patética vida, subyugada por la rutina, por el disciplinamiento, por el control.

Lady Gaga representa una supuesta transgresión de ese disciplinamiento, pero esa “transgresión” es pura cáscara, sumamente limitada y oculta un mecanismo comercial enorme cuyo guión está bien establecido, del cual no es tan lícito salirse. ¿Qué es más comercial que jurarse rebelde, transgresor? Las letras de Lady Gaga son vacías e inarticuladas, sus videoclips están llenos de close-ups y escenas dispersas, sin ninguna relación, y su gusto por la ropa extravagante impacta, pero no hace más. La idea es esta: eres rebelde si usas ropa extravagante, eres rebelde si colocas strippers y montas escenas de vuelo erótico. Eso no tiene nada de novedoso, me parece que es una especie de intensificación de la estrategia comercial. Si Britney Spears era la niña inocente que podía convertirse en perra en cualquier momento, Lady Gaga es el bicho exótico y mordaz que puede desafiar todo. No es la primera ni mucho menos, en la época de Stripped Christina Aguilera intentó la misma estrategia y tuvo resultados.

¿Pero por qué es supuesta esa “transgresión”? Lo primero es sintomático: no deja de agradar y deleitar esa “transgresión”, en el fondo eso es lo que podríamos esperar que haga un personaje tan excéntrico, nos gusta, nos encanta; sin embargo, no es una transgresión en sí, no es una transgresión de verdad, pues en ese caso nos resultaría realmente chocante y desagradable, es decir, ya no sería la mercancía de la lógica comercial. Como dije líneas arriba, es pura cáscara, es una aparente transgresión porque no deja de estar dentro de la lógica del mercado, de lo esperable, de lo agradable, de lo que se puede (y debe) hacer para vender.

No, estimados, no hay nada más allá de esa cáscara. Solamente música arreglada en el estudio de grabación, sintetizadores y efectos por doquier, letras mediocres y disfraces, disfraces excéntricos por todos lados. Eso es Lady Gaga: un centro convencionalmente comercial disfrazado de rebelde. Uno más. Música para pasar el rato, para el consumo inmediato, robotización del gusto. Música que en unos cuantos años no será nada importante. Ya sabemos cómo terminó Britney Spears y los grupetes pop que surgieron para un instante fugaz. Ahora queda del lado de los receptores decidir si serán una marioneta más de productores ambiciosos.

Yo la verdad no tengo demasiadas esperanzas. Esperemos que la música que venga (después que esta pase de moda) sea menos absurda.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “Lady Gaga: la mercancía de la “transgresión””

  1. Donald Says:

    Si mal no me equivoco, Lady Gaga no es considerada transgresora fuera de algunos paises conservadores como el Perú, en donde la gente se escandaliza o mira con curiosidad cuando un hombre camina por las calles con un peinado punk punteagudo y el pelo pintado de rojo, o un hombre vestido a la “moda” con un sombrerito, o una mujer con piercings por toda la cara, maquillada de negro y vestida con un polo que diga “chupame la teta”. Que yo sepa ella no se define como transgresora, esa etiqueta se la hacen otros (seguramente ubicados en paises latinoamericanos). En los paises industrializados occidentales a ella la catalogan como “original”, lo cual para mi lo es, ya que la pobre es fisicamente fea de rostro, y de cuerpo nada fuera de lo común, hace canciones divertidas y se viste muy llamativamente… y la gente la aplaude por eso (yo aplaudo porque la gente aplaude por eso… jejeje). Es tan fea de cara que, después de un video en vivo en donde parece que se le veia un paquete en la entrepierna, la gente comenzó a circular rumores de que era hermafrodita. Y recuerdo que en una entrevista le perguntaron si era hermafrodita, y ella respondió “ojalá fuera así”.

    Yo la vi por primera vez en un show de TV británico, hace unos años atrás, llamado “the sunday night project”. Ella no era conocida para nada en el Perú ni tampoco muy conocida por el resto del mundo en ese entonces, y su música me pareció bien bacán. Cantó una canción que se llama “Boys Boys Boys”, me pareció muy buena la mezcla, bien 80’s, lo mismo que su look cuando cantaba. Me bajé sus canciones en ese entonces, nunca pensé que iba a ser una sensación como es ahora. Yo pensaba que era una cantante que hacia canciones bacanes y que nunca pondrian sus canciones en las radios peruanas… Sus canciones no hablan mucho, como la gran mayoría de canciones que existen en todo el mundo, en donde si no se habla de amor y el despecho, se habla de drogas, sexo, rock and roll y otras huevadas sin sentido, pero tengo que admitir que sus canciones son divertidas. Obviamente que sus canciones no son canciones profundas… la música es como el lenguaje, hay corrientes, artistas y canciones que van acorde a cada situación, y Lady Gaga hace música que es ideal para divertirse y bailar. Para chelear yo prefiero a The Stills, David Bowie, Amy Macdonald, Ruffus Wainwright y su hermana Martha, Belle & Sebastian. Para tranquilizarme y para leer algo de música clásica o jazz es bacán.

  2. Carlos Says:

    La mayoría de artistas (en general) tienen la intención de agradar a un público, ya sea una comunidad en particular o a todos, que los cantantes pop quieran gustarle a todos no me parece un delito, ahora que la gente se crea sus mensajes de supuesta rebeldía (lady Gaga)o conciencia social (Alejandro Sanz) es decisión del individuo, quien finalmente decidirá si lo que ve y oye es real o solo divertido.

  3. marco Says:

    con lo q dices d la “prostitucion” en forma alusiva solo es marketing, esos acrtistas y grupos q mencionas son part del proceso q ya existia, son copia de lso finales d los `90 antes d eso ia estaba lo q era madona q si t pones a investigar mas lo ocurrio con tiffany una adolencente d los 80 q la marketeraron tanto q al final aburrio a todo el mundo ………………..”sin publico lo pide solo daselo “…….

  4. Disolviendo el género « GaySinPlumas Says:

    […] Anteriormente he dejado claro que detesto a Lady Gaga y todo lo que representa; sin embargo, hace algún tiempo, mi ex me dijo que le gustaba este video, “Alejandro”. Yo, terco como soy, me cerré a darles vueltas al asunto y pensé que se trataba de otro clip simplón de esta mujer superfabricada que busca vender escandaletes. Sin embargo, debo decir que me ha sorprendido el trabajo de su director de arte, Steven Klein (no Lady Gaga, obvio, me refiero al que pensó el arte del video), pues ilustra (hasta ilumina) una cita de Judith Butler de El género en disputa: Las producciones [de género] se desvían de sus objetivos originales e involuntariamente movilizan posibilidades de “sujetos” que no solo exceden los límites de la inteligibilidad cultural, sino que efectivamente expanden las fronteras de lo que, de hecho, es culturalmente inteligible (Butler 2001, 63). […]

  5. Los números de 2010 « GaySinPlumas Says:

    […] Lady Gaga: la mercancía de la “transgresión” octubre, 20104 comentários 5 […]

  6. FarankoReal Says:

    Primero creo que deberiaqs informarte mejor antes de criticar a alguien de quien conoces poco. Lady Gaga mas alla de su excentricidad no promueve la rebeldia y trasgresion. Su discurso es basicamente de autoaceptacion (buena o mala) de setnirse comodo como eres. Es verdad, la musica pop suele ser vacia y variada, pero no toda. Madonna, logró mas que lo tu mencionas. En su tiempo ella se encargo de liderar la liberacion de la mujer siempre sumisa a su esposo. Fue una de las primeras en hablar de la autoestima femenina y la autorealizacion. Ademas toco el tema de la homosexualidad abiertamente y critico a la realidad del momento “Si eres mujer es bueno vestirse de hombre, porque ser hombre es dignificante; ser hombre y vestirse de mujer es denigrante porque la mujer es considerada inferior”. Britney Spears tuvo una carrera muy singular en la que en un comienzo era la niña modelo y pregonaba la virgnididad, cambio subitamente para convertirse en BRITNEY, BITCH! Pero ese es otro tema. Lady Gaga, finalemnte, mas alla de ser una buena compositora y cantnate, es un icono de autoaceptacion, un icono de esas minorias que se siente representada por ellas. Aquellos inseguros que “desde sus aburridas vidas” ven en ella un ejemplo autodeterminacion y coraje (Mas alla de ser una “perra” o no).

  7. Martín Fierro Says:

    Lady Gaga hace un video donde se traga un rosario vestida de monja, Lady Gaga se pone un vestido hecho de carne, Lady Gaga hace una coreografía sodomizando a un soldado con tacones, etc. ¡Vamos, hombre! Te tragas el discurso marketero sin sospechar de él. ¿Qué es la autoaceptación? Esa palabra suena tan vacía como el pop. Es un marketera muy buena, ella en sí y todo lo que hace es mercancía.
    ¿Así que Madonna fue de las primeras en liderar la liberación femenina? ¿Nunca te contaron de Flora Tristán en Francia, o de Juana Manuela Gorriti en Argentina, ambas en el siglo XIXI, o por último de Rosa Parks en los años 50-60 de Estados Unidos, en la época de Martin Luther King? Eso me ha sacado una sonrisa, estimado.
    Y eso de que sea buena compositora y cantante es totalmente subjetivo. Para mí es una cuestión de moda, terminará como empezó, como todas las demás. No creo que las minorías se sientan identificadas con Lady Gaga, ¿los latinos en Estados Unidos serán todos fans de Lady Gaga solo por ser una minoría étnica en el país del norte? ¿Y en el caso de los gays, lesbianas, etc., hay una identificación total con Lady Gaga? Creo que sobredimensionas a tu personaje, para mí es como la Marcha del Orgullo, algo con lo que sencillamente nunca me podré identificar. Y no creo ser el único que no se siente representado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: